2. Tejidos y órganos vegetales

Las plantas necesitan crecer y desarrollarse desde la semilla para formar un individuo adulto. El vídeo te muestra de forma acelerada un instante en el crecimiento de un vegetal.

El crecimiento en un vegetal se debe a la acción de meristemos (células indiferenciadas) que se localizan en diferentes zonas del cuerpo y van a determinar el crecimiento en longitud y en grosor de la planta.

La presencia de estos tejidos permite a las plantas crecer de forma indefinida y desarrollar los diferentes órganos de los vegetales como son:

  • Raíz. Órgano que fija la planta al sustrato y que absorbe el agua y las sales minerales indispensables para la nutrición de la planta.
  • Tallo. Órgano que mantiene erguida a la planta y que sirve de sistema de transporte de sustancias.
  • Hojas. Órgano especializado en la recepción de la luz y en los procesos fotosintéticos.
  • Flores. Órgano especializado en la reproducción.
  • Frutos. Órganos de aspecto variado que sirven de protección a las semillas.

 

 

 

Todos estos órganos presentan tejidos adultos o definitivos:

  • Tejidos de revestimiento.
  • Tejidos de sostén y relleno.
  • Tejidos conductores.