EL APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

El aparato reproductor masculino es esencialmente externo y tiene órganos comunes con el aparato urinario. Está formado por los siguientes órganos:

Las Gónadas Masculinas o Testículos

Son un par de glándulas ovaladas de unos 5 cm de longitud, situadas fuera de la cavidad abdominal, alojadas en una bolsa de piel denominada escroto, ya que la formación de los espermatozoides necesita una temperatura ligeramente inferior a la del abdomen.

Internamente están divididos en una serie de lobulillos (de 200 a 300) separados por una capa fibrosa denominada túnica albugínea. Cada lobulillo contiene dos o tres túbulos seminíferos muy finos y replegados.

Dentro de los túbulos seminíferos se encuentran las células germinales (que originan los espermatozoides), entre las que se intercalan células intersticiales o células de Leydig, que producen hormonas sexuales.

Los túbulos seminíferos desembocan en una red testicular que conduce al epidídimo.

Estructura del Testículo

Los Conductos Genitales

Son:

Las Glándulas Anejas

Son las siguientes:

  • Un par de vesículas seminales, que vierten en la parte final del conducto deferente un líquido nutritivo alcalino y viscoso que contiene fructosa, prostaglandinas y fibrinógeno. El líquido seminal constituye, aproxima­damente, un 60% del volumen del semen.

  • La próstata vierte en la uretra un líquido lechoso, ligeramente ácido, que contiene ácido cítrico, fosfatasa ácida, que coagula el fibrinógeno inmediatamente después de la eyaculación, y fibrinolisina, que degrada el coágulo unos minutos después. La secreción prostática constituye un 25% del volumen del semen.

  • Dos glándulas bulbouretrales o glándulas de Cowper, que vierten una secreción alcalina que limpia y lubrica la mucosa uretral antes de la eyaculación.

Aparato genital masculino

El semen es un líquido viscoso compuesto por los espermatozoides y las secreciones de las glándulas anejas. Es rico en fructosa, que aporta la energía necesaria a los espermatozoides. También contiene prostaglandinas, que estimulan la movilidad de los espermatozoides y las contracciones de la musculatura del útero y de las trompas para facilitar la llegada de los espermatozoides hasta el óvulo. El pH alcalino neutraliza la acidez del aparato reproductor femenino.


El volumen de semen emitido en una eyaculación es de unos 3 a 5 ml. Un hombre produce unos doscientos millones de espermatozoides al día, y en cada eyaculación expulsa alrededor de 300 millones; los espermatozoides no eyaculados degeneran y son reabsorbidos.


Dentro del aparato reproductor femenino, los espermatozoides son viables durante 48 horas.


El Órgano Copulador: el Pene

Órgano cilíndrico constituido, principalmente, por tres masas de tejido esponjoso: los cuerpos cavernosos, que son dos masas esponjosas de tejido muscular liso y conjuntivo fibroso situadas por encima de la uretra y el cuerpo esponjoso, que rodea la uretra y que en su parte final es más ancho y forma el glande.

Contiene numerosas terminaciones nerviosas sensitivas. Los estímulos físicos o psíquicos provocan un gran aflujo de sangre hacia los cuerpos cavernosos y esponjoso, que se dilatan, lo que provoca un aumento de tamaño y de turgencia del pene (erección).

El glande está cubierto por un repliegue de la piel llamado prepucio. Cuando se produce la erección el prepucio se retira hacia atrás y el glande queda al descubierto. (La circuncisión consiste en cortar la piel del prepucio, para que el glande quede totalmente al descubierto).

Aparato genital masculino

INICIO AVANZAR